Rolls Royce degustación Cognac

Los clientes de Rolls-Royce Motor Cars celebraron su pasión colectiva por la marca reinventando el movimiento californiano de "automóviles y café", donde los propietarios de automóviles convergen por la mañana en un refrigerio en un lugar con encanto.

Rolls Royce transmite pasión con y sin sus automóviles.

La marca cuida desde su creación en 1904 todos los detalles para sus clientes y a querido una vez más reunir a muchos de sus asiduos en un evento que para ellos es de enorme sentido, una comida con degustación de coñac para seguir transmitiendo con orgullo su pasión, en un ambiente privado acorde con la marca, en el club de socios de Soho Farmhouse en Cotswolds.

Los invitados capturaron el espíritu en una velada de alta cocina seguida de una degustación de coñac en un hermoso granero privado, donde la cabeza de mesa quedaba franqueada por una insignia de Rolls Royce y un Phantom equipado con un Picnic Hamper hecho a medida, del que un sumiller de Cognac aconsejaba prácticas y notas de degustación.

Al finalizar el evento, algunos invitados se quedaron en Soho Farmhouse y otros fueron devueltos a sus casas en un Rolls-Royce conducido por un chófer.

Julián Jenkins, Director Regional de Rolls-Royce Motor Cars, dijo: “El encuentro de 'coches y coñac' demostró el maravilloso espíritu de nuestros clientes y su profunda pasión por la marca. Esta noche fue un reflejo del rico diálogo entre Rolls-Royce y sus patrocinadores; una relación realmente única y extremadamente rara, que tenemos el privilegio de cultivar ".

 The Classic Times